La artista nos presenta un nuevo adelanto de su próximo álbum


“Flores y Vino” es el nuevo adelantamo del segundo álbum de estudio de Bely Basarte "El camino que no me llevó a Roma" que llegará a prinicipios de Septiembre. La canción es una nana para quien ha derramado su última lágrima. La última porque ha llegado el momento de olvidar el dolor y resurgir de las cenizas. Ha sido producida con GARABATTO y que cuenta con los arreglos de Alberto Torres y la guitarra Yerai Cortés. El vídeo de Omglobal ha sido el broche de oro para esta composición a la que tanto cariño le ha dedicado. Una combinación de talentos que se cruza en el camino de Bely Basarte para acompañarla en una de las canciones más especiales de este nuevo álbum.

Tras lanzar ‘Roma’, primer corte del álbum estas semanas pasadas, Bely anuncia este nuevo lanzamiento y continuas sorpresas en las próximas semanas, donde se podrán descubrir canciones antes de la publicación del álbum y disfrutar de nuevos videos hasta entonces. Igualmente, anunciara las primeras fechas de gira en este 2020 y encuentros con sus seguidores las primeras semanas de lanzamiento para compartir con ellos el estreno de este esperado álbum. Ya puedes reservar tanto el álbum como el vinilo, con su edición firmada haciendo click aquí.

Pero quien mejor que la propia Bely para explicarnos de su “puño y letra” el proyecto: 
"El camino que no me llevó a Roma' es mi segundo álbum de estudio. Estoy deseando poder compartirlo con todos mis seguidores. Contiene algunas de las canciones más personales y crudas que he escrito nunca. 

El proceso de composición comenzó a principios del año pasado. Tenía el corazón destrozado, una casa nueva y mi guitarra de siempre. Como si de una terapia se tratase, mis heridas fueron curando con cada tema y, casi sin quererlo, encontré un camino que iba conectando cada canción con la anterior y ésta con la siguiente. 

Las nuevas composiciones se iban ordenando en un sentido casi cronológico. Observé que describían las distintas fases en la búsqueda de un nuevo 'yo' que tenía que dejar atrás la etapa más feliz y al mismo tiempo dolorosa que había vivido. Aprendí que no hay luces sin sombras, y a la inversa... Que, al final, se trata de celebrar lo bueno y lo malo. Y entender este viaje como un aprendizaje. 

Por todo lo anterior, en el terreno musical me apetecía endurecer mi sonido, experimentar con él. No quería repetir fórmulas anteriores: estaba en un momento de cambio y la música tenía que sentirse también así... Tuve la oportunidad de juntarme con uno de los productores emergentes con más talento que he escuchado: GARABATTO. Juntos los dos, en su estudio de Madrid o de Valencia, dedicamos horas y horas de trabajo buscando nuevos sonidos y el balance con aquel espacio de dónde vengo y aquel otro hacia el que me dirijo. 

 ¿El resultado? El trabajo del que me siento más orgullosa. No cambiaría una sola nota, ni una palabra, ni un silencio... Es el reflejo de un proceso, una evolución a todos los niveles. Personal y musical. En mi caso, no se pueden separar. 

 Desde mi puño y letra, para vosotros. Espero os emocione y sintáis cada uno de los miedos, angustias e inseguridades a los que tuve que enfrentarme... pero también los amores, las alegrías y las celebraciones que me han traído hasta aquí."