Artistas como Anuel, Rauw Alejandro, Melendi o Ptazeta brillaron en una primera edición que atrajo a más de 120.000 personas

Zevra Festival / Jesús Ferri, Antonio Ferri, Beatriz Giménez y Andrea Vicent.

Hace unas semanas el Zevra festival anunciaba en sus redes y en su web que cambiada de ubicación: Pasaba de la playa de Tavernes de la Valldigna a la playa de Cullera. Había un motivo, el festival había generado tanta expectación que necesitaba un recinto de mayor envergadura. Y la decisión no ha podido ser más acertada. Más de 120.000 personas han disfrutado de un fin de semana para recordar en la playa de Cullera, en el lugar en el que habitualmente se celebra el Medusa Festival, que llegará en unas semanas a ese mismo recinto.

Rauw Alejandro, Melendi, Ptazeta. Anuel, Rvfv, Duki o Morad eran algunos de los alicientes más llamativos de un cartel que se anticipaba histórico para una primera edición. Y así ha sido. El Zevra festival ha dejado un sabor de boca inmejorable en su debut. Un cartel repleto de artistas actuales que ha sabido dividir durante 3 días a una gran cantidad de estrellas de la música del panorama nacional e internacional.

Especial expectación levantaron las actuaciones de Rauw Alejandro, uno de los artistas urbanos con mayor relevancia mundial, Anuel o Melendi, que llenaron el escenario principal con decenas de miles de personas entregadas a sus canciones. Tampoco se quedaron atrás Morad, Rvfv o Duki, distribuidos en diferentes escenarios que estuvieron abarrotados por los asistentes y que lo dieron todo en canciones ya míticas como ‘Pelele’, ‘She don’t give a foo’ o ‘Mirándote’, canciones certificadas con varios discos de platino en España por su elevado volumen de ventas y streaming.

La escena electrónica también tuvo su hueco en el cartel del Zevra: Las hermanas Nervo pusieron su particular dosis de energía y buen rollo en el festival junto con otros artistas como el valenciano Brian Van Andel, que estuvo hace nada en Tomorrowland, o los italianos Djs from mars, cuyos mashups y mezclas encendieron el ambiente del festival bien entrada la madrugada del viernes.

El inglés James Hype cerró el domingo, último día festival, con una sesión con tinetes tech-house y con su aclamado ‘Ferrari’, un track que está arrasando en las listas musicales de Europa y que la gente bailó y disfrutó con energía para poner el broche de oro a una primera edición repleta de momentos para recordar y de instantes que los asistentes seguro quieren repetir el año que viene en la más que probable segunda edición del Zevra dada la buen acogida de esta primera toma de contacto.

En definitiva, un evento que quedará grabado a fuego en los más de 100.000 asistentes que lo dieron todo en un festival que, a pesar de ser su primera edición, ya ha sido distinguido con el distintivo Mediterranew Musix del programa CreaTurisme que otorga Turisme Comunitat Valenciana.

En el horizonte queda ya el hermano mayor del Zevra, el Medusa Festival, organizado por la misma empresa y cuya edición se antoja histórica, tal y como ha sucedido con el recién inaugurado Zevra Festival.